lunes, septiembre 05, 2011

 

Nocha: el Tercer Príncipe


Estatuilla de Nocha, en un templo en la región central de Taiwan,
vestido de gala para una procesión.

En las fiestas locales y patronales de muchos países de Europa Occidental y América Latina, existe una tradición popular conocida los gigantes y cabezudos, que consiste en hacer desfilar a los gigantes o figuras de gran porte que bailan y van animando al pueblo. Por otro lado, están los cabezudos, que persiguen a la gente que acude a la celebración.
En Taiwan, las celebraciones y procesiones religiosas taoístas van por lo general, acompañadas también por sus gigantes y cabezudos. Sin embargo, los gigantes tienen un porte severo y hasta aterrador. No están para bailar ni entretener al público; sino que tienen un misión específica, ahuyentar a los malos espíritus y despejar el camino para el paso del palanquín donde va la deidad en cuyo honor se realiza la festividad.
De igual manera, los cabezudos tampoco persiguen a los fieles que llegan a presenciar el evento religioso; sino que dan un toque alegórico a la procesión y disminuyen un tanto el temor que infunden las gigantescas figuras que abren el paso en la marcha.
Existen ciertas diferencias en la forma de mover tales figuras. Los gigantes se desplazan siguiendo estrictamente la ruta de la procesión, caminando siempre hacia adelante y moviendo hacia los costados sus hombros para crear la impresión de que el gigantesco guardián está vivo y camina.
Por otro lado, los cabezudos, que tienen un porte más bajo, se pueden mover en cualquier dirección, generalmente saludando al público o entreteniendo momentáneamente a los niños.
Entre los “cabezudos” de una procesión taoísta, sobresale un personaje con semblante de niño travieso, generalmente portando algún juguete o vistiendo un tanto extravagante entre las deidades representadas. Se trata de Nocha o el Tercer Príncipe.
Nocha (哪吒), traducido también como Nezha, Na Zha, Nuozha o Nata, es una deidad protectora cuyos orígenes provienen de la tradición budista china y de la mitología hindú. Su título formal dentro del panteón taoísta es “Mariscal del Altar Central” (中壇元帥) y se le conoce en la tradición popular china como el “Tercer Príncipe del Loto” (蓮花三太子) o sencillamente “Tercer Príncipe” (三太子).
Su equivalente en la mitología hindú es Nalakuvara, uno de los dos hijos de Kubera, Dios de la Riqueza. El y su hermano, Manigriva, fueron conjurados por el Sabio Narada y transformados en árboles. Posteriormente, Krisna los liberó del encanto.
Nalakuvara y Manigriva se encontraban jugando desnudos con varias hadas en las orillas del río Ganges, cuando pasó Narada en camino a casa tras visitar a Vishnu. Cuando las hadas vieron al Sabio, se cubrieron a sí inmediatamente. Pero, los hermanos estaban ebrios y no se percataron de la presencia de Narada. Enfurecido, el Sabio los convirtió en dos árboles. El acto fue en parte como castigo por la ofensa de los dos jóvenes, y por otro lado, para darle tiempo a los dos hermanos a recapacitar sobre su naturaleza divina y no entregarse excesivamente a los placeres mundanos.
Algún tiempo después, Narada intercedió ante Vishnu para liberar a los hermanos. De esta manera, siendo Krisna un niño muy travieso, fue amarrado a un mortero de piedra por su madre, Yasoda. El niño dios arrastró consigo el pesado mortero y lo estrelló contra los dos árboles, rompiendo con el encanto. Los dos hermanos pidieron perdón a Krisna por sus errores del pasado y rindieron honores al Gran Señor.
En el Ramayana, famosa obra épica de la literatura clásica hindú, Rambha, la esposa de Nalakuvara, fue violada por el malvado Ravana. Al conocer el hecho, Nalakuvara le echó una maldición prescribiendo que si el malvado volvía a violar otra mujer, su cabeza reventaría en mil pedazos. Esta maldición salvó a Sita, esposa de Rama, cuando fue secuestrada por Ravana.


Golosinas, juguetes, gaseosas y otros artículos de uso infantil son las ofrendas que los padres hacen a Nocha para pedir su protección para los niños.




Su entrada al panteón taoísta no ha sido aclarada, pero se cree que siguiendo la tradición budista de la reencarnación, Nalakuvara volvió a nacer en China para alcanzar finalmente su iluminación y transformarse en deidad. La tradición china lo identifica como Nocha, el tercer hijo de Li Ching (Li Jing, 李靖), Rey Celestial Portador de la Pagoda (托塔李天王).
Nocha nació de la Dama Yin, esposa de Li Ching. Tras estar embarazada durante tres años y medio, Yin dio luz a una bola de carne. El esposo, al creer que su mujer había engendrado algún demonio, desenvainó su espada y atacó la bola, que se abrió en el acto y saltó de ella un niño, que ya caminaba y hablaba al momento de nacer.
Se le conoce como Tercer Príncipe, por ser el tercer hijo de Li Ching. Sus otros hermanos son Chincha (Jinzha, 金吒), discípulo de la bodhisattva Manjusri; y Mucha (Muzha, 木吒), discípulo de la bodhisattva Samantabhadra. Nocha fue aceptado por el inmortal Taiyi Chenren (Taiyi Zhenren, 太乙真人) como discípulo.


Un "cabezudo" en forma de Nocha abre el paso para
un desfile en California, Estados Unidos.

Desde que nació, Nocha fue un buscapleitos para su padre. En cierta ocasión, el niño creó caos y confusión en el Reino del Dragón del Mar de Oriente, y enfurecido, la deidad marina se dispuso a cobrar la vida de Li Ching, por no controlar a su hijo. Al ver la terrible situación que había creado para su padre, Nocha se auto-sacrifica y hace entregar su carne a Li Ching con el propósito de ofrendarla al Dragón del Mar de Oriente, para aplacar su ira.
Nocha reencarnó como un niño dotado de extraordinarios poderes. Su padre, al verlo, se encolerizó y lo persiguió por considerarlo una alimaña que venía a hacerle imposible su vida. Se entabla una terrible batalla, y Li Ching es derrotado por el inmenso poder que tiene Nocha, ahora ya no hijo suyo.
Como desenlance final, interceden las deidades superiores, quienes le entregan a Li Ching una pagoda mágica y le advierten a Nocha que si vuelve a rebelarse contra su padre, será encerrado eternamente en una pagoda de fuego. A partir de entonces, Li Ching es el Portador de la Pagoda.
Es menester aclarar que Li Ching no es uno de los Cuatro Reyes Celestiales, supremos guardianes que custodian los cuatro puntos cardinales dentro de la tradición budista. Dado que uno de esos guardianes también porta una pagoda de oro, de allí que muchos fieles lo confunden con Li Ching.
Nocha es el Mariscal del Altar Central, ya que comanda sobre los otros cuatro mariscales encargados de cada uno de los cuatro puntos cardinales. Está al mando de la División Central, y juntos componen los Mariscales de los Cinco Campos.


Antiquísima imagen de Nocha en madera, con su típica pose sobre una rueda de fuego, portando el aro mágico y la vara relámpago.




Nocha es generalmente presentado en la forma de una deidad infantil, con un pie sobre una rueda de fuego, así como un aro y otros instrumentos en sus manos. Por la rueda, que representa la rapidez, es el patrón de los oficios que tienen que ver con el transporte en Taiwan. Por esa razón, es común encontrar una estatuilla suya en la cabina de los conductores de camiones, buses y taxis.
También es considerado guardián de los niños, y por esa razón, los padres oran ante su imagen y le ofrecen golosinas, juguetes y otros artículos de uso infantil.
A pesar que existen varios templos dedicados a Nocha en Taiwan, suele ser una deidad menor que está presente en la mayoría de los templos taoístas en la isla. Puede ser encontrado en el altar principal como acompañante-guardián de la deidad principal, o en un pequeño altar donde se le rinde tributo como Mariscal.

Etiquetas: , , , , , ,


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?